Número de ensayos a realizar en obra

Lo más habitual hoy en día en las obras (en España), en lo que se refiere a la realización de ensayos, es desarrollar y seguir un Plan de Ensayos propuesto por los contratistas y aprobado por la Dirección de Obra siguiendo las indicaciones y requisitos establecidos en el Pliego de Prescripciones Técnicas o en el contrato. Este plan se incluye dentro del Plan de Calidad de la obra.

 En lo que se refiere a los ensayos de contraste (realizados directamente por el promotor o subcontratados a una empresa), lo más común es realizar un porcentaje (10%-25%-80%) de los ensayos que tenga que realizar el contratista.

 Si bien se tiende en muchas ocasiones a realizar el mayor número de ensayos posibles cómo el camino más fácil para asegurar la calidad, no es menos cierto que una obra puede estar igualmente ejecutada correctamente con cien ensayos en lugar de mil.

 Claro está que los ensayos del contratista son obligatorios por normativa, por contrato y por pliego de prescripciones técnicas, existiendo la posibilidad de cambio previa justificación y aprobación por parte del Director de Obra.

 En el caso de los ensayos de contraste lo que hay que tratar de conseguir es llegar al mínimo porcentaje de ensayos que nos permita verificar la correcta implantación del plan de calidad del contratista en obra y el buen funcionamiento de su equipo y subcontratas.

 Parece razonable, que si en la formación de un terraplén, cuando surgieran problemas con lo materiales empleados o la compactación se aumente el número de ensayos a realizar, al contrario cuando exista un préstamo con un material suficientemente caracterizado y homogéneo se pudiera reducir el número de ensayos a realizar.

 Otro caso podría ser los ensayos de barras de acero (características mecánicas en barras de acero corrugado; ensayo de doblado en barras de acero corrugado; características geométricas de barras de acero corrugado) que al ser productos con certificados (certificado CE) y sometidos a controles continuos en las empresas fabricantes cabría la posibilidad de reducir el número de ensayos a realizar en obra o incluso suprimirlos.

Realización de una placa de carga en un terraplén.

Comparte este postShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn1Tweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *