La importancia de dejar constancia de todas las comprobaciones / inspecciones tanto positivas como negativas.

Durante la ejecución de una obra se realizan una gran cantidad de comprobaciones / inspecciones. Lo normal, es que la mayoría de las mismas de un resultado positivo o conforme.

En algunas ocasiones, para ahorrar tiempo y trabajo se tiende a solo dejar registro de aquellas inspecciones que no son conformes. En resumen dejar constancia de defectos, no conformidades, trabajos mal ejecutados, unidades defectuosas,…

Sin embargo es importante en cualquier obra dejar constancia de todas las inspecciones realizadas, entre otras, por las siguientes razones:

El tener todos los resultados da una idea real del funcionamiento del sistema de calidad (función de calidad, plan de calidad) así como de la calidad de lo que se ejecuta. Si tenemos 100 resultados de inspecciones y 90 no son conformes, obviamente la calidad es prácticamente nula, en cambio si tenemos 10.000 resultados de inspecciones y 90 no son conformes, estamos ante una calidad alta (esto depende lógicamente del tipo de sector y producto que se realice).

Por la misma razón, el tener todos los resultados,  evita daños a la imagen de constructoras y organizaciones que realizan trabajos de calidad, pero que al tener una información sesgada e incompleta pueda dar la impresión de que no realiza las obras con la suficiente calidad.

Por último, dejar constancia de todas las inspecciones (y de todo el trabajo en general), ayuda a justificar tu capacidad y eficiencia. Por ejemplo, en el caso de empresas consultoras, su función no es solamente detectar muchos errores, sino más bien asegurar que los trabajos se están realizando conforme a las especificaciones establecidas y el Plan de Calidad aprobado. Para ello, es necesario documentar el trabajo día a día, los tajos que se visitan, las comprobaciones que se realizan, las propuestas y las recomendaciones que se hagan.

Foto 01.10
Montaje de armaduras y encofrados de depósitos para agua.

 

Supervisión y control de la colocación de elementos prefabricados en obra civil.

La colocación de elementos prefabricados es una práctica habitual en todas las obras civiles.

En este post nos centramos en los elementos prefabricados relacionados con el drenaje transversal (tubos, pero en especial marcos rectangulares), la reposición de servicios (por ejemplo la colocación de marcos para galerías de reposición de riegos) y la integración ambiental (pasos de fauna).

Entre las principales ventajas de utilizar elementos prefabricados se encuentran:

  • Ahorro de tiempo.
  • Ahorro de precio.
  • Menores riesgos en lo referente a la seguridad y salud de los trabajadores. Aunque existen riesgos en el montaje de los elementos, el tiempo de exposición de los trabajadores a los riesgos es menor que en la ejecución in situ.
  • Menor impacto ambiental: restos de armaduras, hormigón, puntas, etc. esparcidos por el tajo y ahorro de materias primas (espesores hormigón, cuantía acero).

En lo referente a la supervisión y control de calidad hay que considerar los siguientes aspectos:

En el caso de que se produzca un cambio respecto a la tipología “in situ” contemplada en el Proyecto.

  • Necesidad de la modificación.
  • Analizar la viabilidad del cambio (dimensiones, capacidad hidráulica, altura de tierras, consistencia del terreno, etc.).
  • Pedir ofertas a diferentes empresas. Además de los respectivos informes de cálculos, materias primas empleadas, procedimientos de montaje, etc. es necesario que se incluyan informes de calidad de los ensayos e inspecciones que realiza el proveedor durante la fabricación de los elementos y de los productos recomendables para utilizar en el caso de reparaciones en las piezas debidos a golpes entre los propios elementos a la hora de su colocación o choques de máquinas (compactadores, bulldozer, durante el terraplenado de las zonas próximas).En este tema es aconsejable contratar a una empresa de contrastada experiencia y calidad, ya que cualquier incidencia en estos elementos tiene consecuencias críticas sobre la infraestructura una vez ejecutada.
  • Proponer el cambio a la Dirección de Obra.

En lo que es propiamente la ejecución de la unidad de obra, se supervisarán los siguientes trabajos:

Inspecciones

Control de excavación: control de las profundidades de excavación y del material del fondo de excavación.

Ejecución losa o capa de asiento: dependiendo de la capacidad portante de los materiales del fondo de excavación se habrá proyectado un losa armada para reparto de las cargas sobre el terreno o una simple capa de 10 cm. de hormigón de limpieza para facilitar el asiento de las piezas prefabricadas.

Comprobación timbrado de las piezas: a poder ser antes de descargar las piezas de los camiones que las transportan se comprobarán que las piezas son las que se corresponden con ese tajo, es decir unas marcas pintadas en un lateral (timbrado) que identifica la pieza que coloca el fabricante antes de enviar las piezas.

Ejemplo de timbrado de un marco prefabricado.

Colocación de piezas: se comprobará que la grúa es la prevista para la descarga y montaje de las piezas en función del peso y distancia de colocación. Se comprobarán que las piezas se colocan correctamente (dintel, solera).

Colocación de marcos prefabricados sobre losa armada para reparto de cargas.

Ejecución de juntas: se comprobará que no queden huecos entre las piezas y que estén bien niveladas y alineadas. También se comprobará la ausencia de desconchados o roturas en las zonas de las juntas de las piezas.

Ejemplo de “desconchado” producido por golpes entre piezas durante el montaje.

Impermeabilización: dependerá del tipo de impermeabilización proyectada. Pintura asfáltica, geotextil, lámina impermeabilizante o una combinación de ellas.

 Control topográfico

Replanteo: se comprobará que corresponde con los planos de proyecto o de la modificación aprobada.

Comprobación geométrica: se hará un levantamiento final del conjunto de las piezas, así como de las cotas de entrada y salida (caso de obras de drenaje) y el esviaje con respecto al eje de la traza. Con estos datos se elaborará la ficha de la unidad de obra para su inclusión en la documentación final de obra.

Ensayos

Dossier de documentación (cálculos y calidad): se habrá solicitado y recibido antes del montaje de los elementos (cálculos, materias primas, ensayos).

Ensayos comprobación fondo (según casos): dependerá del terreno sobre el que se vaya a apoyar los elementos prefabricados. (Placas de carga, densidades).

 

Ejemplos de PPI y Fichas de inspección para la supervisión y control de la colocación de elementos prefabricados.

(PPI; FI)

 

Diferencias entre Control Interior (Interno + Externo) y el Control Exterior en una obra.

La primera división o clasificación que debemos hacer será en función de la organización responsable de realizar dicho control, o dicho de otro modo en función de quien lo “paga”.

De esta división obtenemos:

Control Interior (interno + externo) cuyo responsable es la empresa u organización adjudicataria  de la obra, y el control exterior, que es responsabilidad del Promotor de dicha obra o infraestructura.

Control exterior.

Es el seguimiento y supervisión que hace el Promotor de la obra a través del Director de Obra y de su equipo (Consultor) para comprobar y verificar lo que hacen el resto de controles (interno y externo), responsabilidad del contratista, con el fin de garantizar la conformidad e idoneidad de los materiales y unidades de obra ejecutadas y en general de la obra completa construida.

Control interior.

Es el control responsabilidad de la empresa u organización adjudicataria  de la obra. A su vez se descompone en  control interno y control externo.

 Control interno.

Es el seguimiento y supervisión directo de los procesos y trabajos cuya responsabilidad está en las mismas personas encargadas de la producción y ejecución. Es decir es un autocontrol sobre su trabajo siguiendo los procedimientos y formatos establecidos en el Plan de Calidad de la obra.

Control externo.

Es la supervisión, vigilancia y verificación de los materiales, procesos y trabajos cuyo responsable es una persona independiente de la rama de producción (no de la empresa), es decir, el denominado Responsable de la Unidad de Calidad.

Es la persona encargada de garantizar el cumplimiento del Plan de Calidad así como de que se realicen los controles y ensayos previstos ya sea con los recursos de la propia empresa o con la colaboración de otras empresas o laboratorios de materiales.

La independencia del control externo debe reflejarse en el organigrama de la obra y en el propio Plan de Calidad.

También se puede establecer una diferencia entre estos dos controles (interno – externo) en virtud de la dependencia jerárquica de uno y otro control. Mientras que el control interno depende directamente del Delegado del Contratista o del Jefe de Obra, el control externo (Responsable Unidad de Calidad) depende jerárquicamente de la Dirección General de dicha empresa.

Foto 01 09

Puntos de Inspección y Puntos de Parada.

Durante la ejecución de una obra civil existen una enorme cantidad y diversidad de procesos y tareas a realizar.

De todos esos procesos y tareas y en función de su importancia se formalizan una serie de comprobaciones. Esta formalización se corresponde con los puntos de inspección y puntos de parada.

 Puntos de inspección.

Los puntos de inspección son aquellos sirven al contratista de la obra para verificar la idoneidad de un determinado proceso o tarea.

Estas comprobaciones, son por así decirlo propias del control interno de Calidad del Contratista y que deben estar reflejados en los Programas de Puntos de Inspección (PPI) de su Plan de Calidad (PC).

Son en estos puntos donde el control exterior (ya sea directamente el Promotor de la Obra con sus medios o través de la contratación de un consultor) deberá realizar inspecciones esporádicas y aleatorias, no tanto para comprobar la conformidad de una determinada tarea (que también) sino para verificar y calificar el funcionamiento del control interno del contratista.

Para evitar fraudes y simulacros en las comprobaciones, los puntos de inspección no deben ser excesivos (no convendría que hubiera más de uno o dos al día y por equipo de producción).

De todos estos puntos de inspección tiene que quedar un registro en el modo y forma que contemple el Plan de Calidad o en su defecto los Procedimientos del Contratista.

Puntos de parada.

Son aquellos procesos o tareas en los que el contratista debe contar con la conformidad del control exterior, debiendo quedar una constatación del hecho.

Los puntos de parada deben ser aún menos que los puntos de inspección y se tiene que procurar que coincidan con alguna interfase material o con partes fundamentales para la continuidad de la obra en general.

Al igual que en los puntos de inspección, en los puntos de parada deberá quedar algún registro de su realización y en este caso deberá existir una copia tanto en el archivo del contratista como en el del consultor (Promotor de la Obra).

El listado con todos los puntos figurará en el Esquema Director de Calidad, o bien en cada uno de los Planes de Calidad de contratista y consultor.

Por último señalar, que los puntos de parada originan un cierto “tiempo de espera” en el proceso constructivo (mayor o menor dependiendo del orden y organización en la realización de las comprobaciones) lo cual se deberá tener en cuenta y contemplar en las programaciones y planes de obra.

 

08.06
Armaduras de tablero de paso superior preparadas para inspección final previa al hormigonado.

 

Plan Integrado de Calidad (PIC) ¿el futuro más inmediato para la Gestión de Sistemas en la Construcción de Obras?

Durante muchos años las empresas más competitivas en el sector han dispuesto de sistemas independientes para gestionar la Calidad (Sistema de Gestión de la Calidad), el Medio Ambiente (Sistema de Gestión Medioambiental) y la Prevención de los Riesgos Laborales (Sistema de Gestión del Riesgo Laboral)

 Actualmente la tendencia es hacia Sistemas Integrados. De hecho hay empresas que ya han comenzado el proceso en una primera etapa, integrando los sistemas de Calidad y Medioambiente. Además las empresas de nueva creación suelen optar directamente por un Sistema Integrado.

 ¿Qué ventajas tiene integrar los tres Sistemas?

  • Facilidad de integración por la similitud tanto estructural como de gestión de los tres sistemas.
  • El ahorro económico que produce al tener que mantener un solo sistema en lugar de tres independientes.
  • Ahorro de tiempo al poder desarrollar procesos y procedimientos que tenga en cuenta los tres sistemas.
  • Aprovechar las sinergias que se producen entre ellos.
  • Sentar las bases para un posible sistema de gestión de la Investigación, el Desarrollo y la innovación (I+D+i).

 En el caso de una obra en particular ocurre lo mismo. Actualmente se gestiona de manera independiente la Calidad, la gestión Medioambiental y la Prevención de los Riesgos Laborales.

 Algunas empresas en ciertas obras nombran a un Responsable de Calidad, Medioambiente y Prevención de Riesgos Laborales, lo que no quiere decir, que los Sistemas estén integrados, sino que hay una persona que es la encargada de gestionar los tres sistemas independientes de la empresa. Además, sino se le provee de los recursos necesarios (medios y equipos tanto humanos como materiales) al final acaba por resultar un simulacro improductivo de gestión, con una persona que solamente aparenta que hace algo.

El documento que debiera regir la gestión Integrada de los tres sistemas es el Plan de Calidad para la obra, que entonces pasaría a llamarse Plan Integrado de Calidad (PIC).

 Las ventajas que se producen son varias pero las fundamentales son: ahorro económico, ahorro de tiempo y aprovechamiento de las sinergias, como por ejemplo utilizar el mismo equipo humano (bien planificado y dimensionado) para la supervisión y gestión de la calidad, de los aspectos medioambientales y de la Prevención de los Riesgos Laborales durante la construcción de una obra.

 La forma de llevar esta integración a la práctica sería incluir en el Plan de Calidad de nuestra obra los capítulos relativos a la gestión medioambiental (en muchos Planes de Calidad ya se incluye) y  a la Prevención de Riesgos Laborales (procedimientos para redacción del Plan de Seguridad, anexos, control de subcontratistas, etc.).

 A continuación adjunto un enlace a un ejemplo de cómo podría quedar configurado el índice de capítulos de un Plan Integrado de Calidad (PIC) para la construcción de una obra.

Indice Plan Integrado de Calidad

08.07
Trabajos de extendido de capa de mezcla bituminosa en caliente en glorieta.

El control de equipos en la Obra Civil.

Dentro de la ejecución de obra civil, hay determinados contratos que incluyen la compra, instalación y mantenimiento (durante un plazo) de instalaciones y equipos.

Son tipos de obras y contratos que en ocasiones además de la construcción incluyen la explotación durante unos años de las instalaciones.

Algunos ejemplos  de obras e instalaciones que llevan asociados son:

Construcción de autovías y autopistas de peaje.

Instalaciones: Cabinas de peajes, paneles de señalización variable, centros de conservación y explotación con sus edificios y naves, zonas de silos para sal y salmuera (si fueran necesarios en esas zonas).

Construcción de ETAP (Estaciones de tratamiento de agua potable) y EDAR (Estaciones de depuración de aguas residuales).

Instalaciones y equipos: Nave de instalaciones, equipos informáticos y programas, equipos de bombeo, depósitos, puente decantador, soplantes de aire, caudalímetros, filtros de arena, etc….

Construcciones singulares: Polideportivos, apeaderos, estaciones, naves industriales, parkings, etc.

Instalaciones: las propias de cada construcción dependiendo de sus usos.

En este post quiero comentar el PPI (Programa de Puntos de Inspección) para la inspección de un equipo sencillo dentro de lo que sería la construcción de una EDAR.

Este equipo es la cuchara bivalva.

La cuchara bivalva es un mecanismo cuya misión es la extracción de sólidos muy gruesos almacenados en el pozo de gruesos y su evacuación a un contenedor. La cuchara es de accionamiento electrohidráulico mediante cilindros que accionan la apertura y cierre de las valvas, de forma que los residuos son prensados  y deshidratados paralelamente.

Cuchara Bivalva

Características del PPI.

Este PPI se refiere al equipo, obviamente se tienen que realizar e inspeccionar las unidades de obra civil propiamente dicha, en este caso la ejecución del pozo de gruesos con su replanteo, excavación, colocación de armaduras, encofrados, hormigonado,etc.

El principal cambio con respecto a un PPI de unidades típicas de obra civil es pasar de las siguientes etapas o fases:

1.Inspecciones.

2.Control topográfico.

3.Ensayos.

A estas otras etapas o fases:

1.Materiales.

2.Fabricación.

3.Control en obra.

4.Documentación final.

Otra diferencia es el número de unidades a inspeccionar, por ejemplo en el movimiento de tierras hay muchas unidades a inspeccionar dependiendo del volumen de tierras y la trazabilidad realizada mientras en el caso de los equipos lo habitual es que sea uno (1 cuchara bivalva por EDAR por ejemplo).

Para simplificar el número de impresos a rellenar  y dado que en la mayor parte de las ocasiones es la misma persona la que inspecciona y verifica todos los apartados, se puede optar por no utiliza fichas de inspección y realizar las aprobaciones directamente sobre el PPI.

En los PPI de equipos lo más razonable es establecer un punto de parada en cada cambio de fase. Verificar que los materiales son conformes antes de comenzar con la fabricación del equipo. Asegurar la conformidad del equipo fabricado antes de proceder a su envío y montaje en obra y por último realizar las pruebas de funcionamiento antes de recopilar y preparar el Dossier de documentación.

Otro aspecto son las inspecciones en el taller del proveedor durante la fase de fabricación. Estas se harán  en las instalaciones de fabricación del proveedor si así lo requiere nuestro cliente. En caso contrario tendremos que informar al proveedor de las inspecciones que tiene que realizar (si no las tiene especificadas en su control interno) y pedirle una copia del resultado de dicha inspección.

Es importante dejar bastante espacio en las casillas para observaciones, para anotar incidencias, comentarios, presencia del Cliente en la inspección, etc.

ppi cuchara bivalva

Verificación y Calibración de equipos.

Las verificaciones y calibraciones de los equipos que empleamos para realizar ensayos, medidas e inspecciones en obra, son necesarias para asegurar su fiabilidad y correcto funcionamiento.

Calibración de un equipo.

Calibrar es comparar un equipo con otro “patrón” del que se tiene una fiabilidad contrastada, calculando la incertidumbre de ese equipo en la calibración.

Lo habitual es realizar las calibraciones en laboratorios especializados, dedicados a estos temas.

Las calibraciones son periódicas y se suelen realizar siguiendo las recomendaciones del fabricante de cada equipo.

Verificación de un equipo.

Entre cada uno de los períodos establecidos para las calibraciones (que en algunos equipos pueden distar dos años) es recomendable realizar verificaciones de los mismos.

Verificar es comprobar la verdad de una cosa. Es decir, con los equipos que queremos verificar, realizamos medidas sobre elementos con datos ya conocidos (triangulaciones y cotas para equipos topográficos, árido seleccionado para comprobar tamices en ensayos de suelos, etc.)

Las verificaciones realizadas cada poco tiempo tienen la ventaja de que detectan los equipos que no funcionan correctamente por causas varias: golpes, caídas, etc.

Otro motivo para realizar las verificaciones cada poco tiempo, es que en el caso de que se detectara algún equipo con incorrecto funcionamiento (fuera de tolerancias), sólo habría que revisar las operaciones realizadas con él desde que se realizó la última verificación apta.

Equipos para verificar y calibrar en el ámbito de la obra civil son: topográficos (niveles, estaciones totales, GPS), de laboratorio (prensas de rotura de probetas de hormigón, pesas, tamices,..) y auxiliares (flexómetro, etc.).

En conclusión, con las calibraciones y verificaciones se disminuye el riesgo de errores en las obras  y se reduce la carga de trabajo en el caso de que se produzcan.

 

08.08 calibración 2
Calibración de una prensa para roturas de probetas de hormigón.

 

Técnico de Calidad -> Supervisor de Operaciones -> Gestor de Explotación. ¿Una cuestión de nombre?

En ocasiones para reconocer la importancia que tienen las cosas hay que detenerse y tomar tiempo para pensar en ellas.

Actualmente, un Técnico de Calidad en el sector de la construcción, y puede que también en otros sectores, tiene un perfil jerárquico más bien bajo o por decirlo de otro modo, se encuentra “en un lateral” del organigrama principal de la empresa.

¿Pasaría lo mismo si cambiáramos el nombre de Técnico o Jefe de Calidad por el de Supervisor o Jefe de Operaciones?

Vamos a ir razonando el paso de la nomenclatura de Responsable (Técnico – Jefe)  de Calidad a Responsable de Operaciones y por último a Responsable de Explotación, basándonos en las funciones que desempeña por ejemplo en la ejecución de una obra.

 

Responsable de Calidad.

Entre sus funciones se encuentran las siguientes:

  • Conocer la Política y objetivos de la empresa.
  • Conocer los sistemas de gestión de la empresa.
  • Conocer los procedimientos, formatos, y los registros e indicadores que se obtienen con ellos.
  • Seleccionar para cada obra los procedimientos que son de aplicación; organización y formación del personal de obra en los sistemas de Calidad.
  • Conocer el día a día de la obra así como las incidencias que se producen.

 Consecuencias:

1.- El Responsable de Calidad tiene un conocimiento elevado del sistema de gestión, del propio Proyecto Constructivo, de los medios y equipos utilizados  y  de los distintos procesos y tareas que tienen lugar.

2.- En base a los resultados de aplicar los Procedimientos en los procesos y tareas (PPI, FI, comparativos, cuadros, controles) se obtienen una serie elevada de datos e indicadores: rendimientos, productividad, incidencias, costes,….. y la persona a la que llega toda esta información es el Responsable de Calidad, que la ordena y clasifica según el sistema de Gestión.

Sumando 1 más 2 podemos dar el salto de Responsable de Calidad a Responsable de Operaciones dentro de la Obra.

 

Responsable de Operaciones.

Una vez que tenemos los datos e indicadores de la obra, con toda esta información se puede realizar un análisis de la gestión de la explotación hasta ese momento.

Podemos obtener informes de gestión cómo por ejemplo los siguientes:

  • Productividad: beneficio/coste de cada equipo o subcontrata.
  • Desviaciones posibles: de unos datos fiables se pueden detectar con mayor prontitud las posibles desviaciones y tomar medidas que las corrijan o minimicen.
  • Estudio de las incidencias producidas: causas, costes, medidas adoptadas para prevenirlas.

Con las conclusiones de estos informes somos capaces de tomar las decisiones, en base a datos fiables, que nos permiten conseguir los objetivos en nuestra obra o explotación.

Con un análisis de los datos e indicadores hemos dado otro salto para pasar de Responsable de Operaciones a Responsable de Explotación.

En conclusión, en muchas empresas existen verdaderos Responsables de Explotación y/o Operaciones, donde estas empresas sólo ven simples Técnicos de Calidad, sin lograr aprovechar todo el potencial que tiene ese puesto.

01.07

Programa de Trabajos. El primer paso para comenzar bien la Gestión de la Calidad.

El plan de obra (Programa de Trabajos) es uno de los puntos más delicados en la ejecución de una obra. En resumen se trata de un documento que recoge qué es lo que se va a hacer, cómo y cuando (dentro del plazo establecido en el contrato).

Lo realiza el contratista que ejecuta la obra en función de su experiencia, capacidad técnica-económica  y conocimiento de su equipo humano.

 Al ser un documento con tanta importancia es necesario tener un proceso-procedimiento de supervisión y control de su realización, que evite el cometer y arrastras errores desde el comienzo.

 Este procedimiento incluirá los aspectos y puntos que se deben recoger en el documento así como recomendaciones basadas en experiencias de otras obras.

El seguir un determinado procedimiento también facilita el control y la detección de fallos.

Puntos mínimos que debe incluir un Programa de Trabajos.

1.- Identificación de las principales unidades de obra que podrían condicionar la realización de la obra.

2.- Métodos de ejecución previstos y equipos necesarios y su idoneidad con la realización de  la obra.

3.- Estimación de suministros de materiales, localización, transporte, volúmenes necesarios y necesidad de acopios.

4.-  Métodos constructivos en estructuras y túneles.

5.-  Métodos de excavación dependiendo del tipo de terreno, tipo de roca o existencia de nivel freático.

6.- Análisis de los factores medioambientales incluidos en la Declaración de Impacto Ambiental y que pueden condicionar los trabajos.

7.-  Análisis del orden de ejecución y precedencias.

8.- Estudios de los condicionantes externos de tipo expropiaciones, disponibilidad de los terrenos, servicios afectados, climatología,…

El Programa de Trabajos es un documento “vivo” y se tiene que ir revisando cada cierto tiempo. El tener un buen Sistema de Calidad implantado en nuestra organización nos ayuda a realizar mejor estos programas y sus revisiones, ya que nos puede aportar mucha información y registros basados en datos reales, que nos permitan contrastar la veracidad de nuestra programación de trabajos de partida (partes de trabajo, partes de maquinaria, No Conformidades e incidencias, controles de recepción y acopio, control de suministradores, control de cambios y modificaciones,…).

PS 503.3 a

Descripción del Procedimiento para realizar un análisis de un Proyecto Constructivo.

Lo habitual en las obras es que haya una empresa que ejecuta la obra (Contratista) y otra empresa o persona que se encarga se supervisar los trabajos y ser el representante del Promotor en dicha obra (Consultor).

 En este post nos centraremos en el análisis que debe realizar el Consultor antes de comenzar los trabajos, que además incluye revisar el análisis que haya hecho el Contratista adjudicatario de la obra.

 El formato más habitual de un Procedimiento es: Portada -> Hoja de control de revisiones –> Desarrollo del procedimiento -> Anexos (si proceden).

 Aquí solamente nos centraremos en la Sistemática de Actuación dentro del “Desarrollo del Procedimiento”.

Sistemática de Actuación

A. Elaboración de check list específicos para el Proyecto.

B. Análisis del Proyecto Constructivo.

C. Supervisar el Análisis del Proyecto realizado por el Contratista.

D. Comparar y evaluar conclusiones de cada análisis.

E. Elaborar Informe viabilidad actual del Proyecto.

A. Elaboración de check list específico para el Proyecto.

 Se elaborarán unos check list con los puntos a inspeccionar en cada uno de los apartados para asegurarse que se revisan y analizan todos los aspectos.

B. Análisis del Proyecto Constructivo.

1. Análisis de los documentos que forman parte del Proyecto.

Se realizará una revisión para asegurarse de que se encuentran todos los documentos que integran el Proyecto y figuran en los índices: cálculos geotécnicos, anejos, planos, cuadro de precios, anejos de afección a servicios,…

Se prestará especial atención a:

-Planos: Se revisará su calidad y grado de definición de los detalles, (Escalas, despieces).

-Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares del Proyecto. (PPTP): Se revisará que existan artículos para todas las unidades contempladas en el Proyecto, su precisión en las definiciones y criterios de medición y abono, así como su coherencia con lo indicado en los Planos.

-Mediciones: Se revisarán completamente contrastándolas con el resto de documentos: Planos, Pliego, Anejos de cálculo.

-Cuadros de Precios: Se revisará la definición e idoneidad entre los precios y su aplicación al Presupuesto.

-Presupuesto: Se revisarán posibles errores que produzcan variación en el mismo.

2. Estudio de posibles obras necesarias que no se incluyan en el Proyecto.

Por ejemplo:

-Obras provisionales, de acceso, mantenimiento de servidumbres durante la obra.

-Comprobación de la viabilidad sobre el terreno de los drenajes superficial y profundo.

-Obras relacionadas con la Declaración de Impacto Medioambiental.

-Proyección, estudio y viabilidad de canalizaciones y cruces en obras de urbanización que pueden obligar a nuevas obras.

3. Estudio de normativa utilizada y documentos contractuales.

-Realizar un resumen de la legislación contemplada en el Proyecto, normas empleadas en  los cálculos, comparar con normas en vigor.

-Recopilación de datos de fechas de licitación, adjudicación, etc.

4. Estudio de la disponibilidad de terrenos.

-Comprobación de que los terrenos necesarios para la realización de las obras, la reposición de servidumbres, las obras provisionales y las zonas para instalaciones y acopios están disponibles.

-Comprobación del estado del terreno en relación a lo contemplado en el Proyecto, por ejemplo nuevas edificaciones en la zona de actuación.

5. Afecciones de servicios. Servidumbres.

-Revisar que todos los servicios afectados existentes y servidumbres están contempladas en los documentos del Proyecto, mediciones, planos, presupuesto.

-Comprobar los datos de contacto, en el caso de Organismos Públicos y estado actual de cada expediente de afección dentro de los mismos.

6. Comprobación de las principales hipótesis de cálculo y previsión de suministro de materiales.

-Revisar la comprobación del replanteo, de los datos e hipótesis geotécnicas y de los diseños de cimentaciones de terraplenes y estructuras.

-Verificar la realidad en cuanto a canteras, graveras, plantas de aglomerado de las características del material y de la capacidad de producción de cada una de ellas.

 C. Supervisar el Análisis del Proyecto realizado por el Contratista.

 Identificar si existe un Procedimiento para realizar el análisis, quien lo realiza y cuando se ha realizado. Indicar si incluye un apartado de conclusiones.

 Se prestará especial interés en:

-La revisión realizada del estudio de la documentación.

-La revisión realizada del estudio de servicios afectados y servidumbres, para comprobar que están todas las afectadas por las obras.

-Revisión de la propuesta de colaboradores externos.

-La revisión del estudio realizado por el Contratista del Programa de Trabajos incluido en el Proyecto y su viabilidad.

D. Comparar y evaluar conclusiones de cada análisis.

 Una vez concluidos los puntos anteriores se procederá a comparar y evaluar las conclusiones del análisis del Proyecto realizado por el Contratista con los obtenidos por el Consultor en el apartado B.

E. Elaborar Informe viabilidad actual del Proyecto.

 Una vez realizada la evaluación de las conclusiones se elaborará un informe que resuma la sistemática seguida en el análisis, los responsables de los análisis y las conclusiones a las que se ha llegado en los mismos. En el último apartado de dicho informe se deberá hacer mención expresa a la viabilidad actual de las obras en base al Proyecto de Construcción analizado.

DSC01150